4 enfermedades invisibles de las mujeres

En los últimos tiempos se habla mucho de las enfermedades raras y, también, de las llamadas “Enfermedades invisibles”: son aquellas que no se manifiestan exteriormente, pero que provocan graves daños físicos y emocionales, en ocasiones de carácter crónico, a las personas.

Dentro de ese universo de enfermedades silenciosas, las hay que afectan más a unos segmentos de la población que a otros, y en todo este maremagno de dolencias, las mujeres somos tristes protagonistas en muchas ocasiones de estas situaciones.

Estas son cuatro enfermedades con las que las mujeres tenemos que batallar, aunque para los demás sean invisibles:

ENDOMETRIOSIS

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), una de cada diez mujeres padece endometriosis en el mundo. Aunque es una enfermedad fácil de diagnosticar, los orígenes no suelen ser muy claros, debiéndose, en ocasiones, a componentes genéticos, fallos en el sistema inmunitario, factores medioambientales, etc.

La endometriosis tiene incidencia no solo en la fertilidad de la mujer, sino que también aumenta el riesgo de cáncer en quienes lo padecen.

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

  • Reglas dolorosas (dismenorrea). 
  • Relaciones sexuales dolorosas. 
  • Dolor durante la evacuación intestinal o la micción. 
  • Reglas abundantes. 
  • Esterilidad. 

¿Cuáles son los tratamientos?

En algunos casos, el tratamiento farmacológico puede ser suficiente, mientras que otras pacientes requerirán intervención quirúrgica.

FIBROMIALGIA

¿Te imaginas vivir con dolor permanentemente? Así es la vida de muchas enfermas de fibromialgia. Se desconoce el origen de esta patología crónica pero entre el 80 y el 90% de las personas que la padecen son mujeres, generalmente de entre 30 y 50 años.

¿Cuáles son los síntomas de la fibromialgia?

El principal síntoma es el dolor crónico muscular. Los síntomas y puntos de dolor son distintos en cada persona, lo que dificulta muchísimo el diagnóstico. Sin embargo, existen 18 puntos de dolor localizados en nueve zonas específicas que permiten facilitar el diagnóstico.

¿Cuáles son los tratamientos?

Si bien no existe cura para esta patología, se suele abordar con una serie de tratamientos para paliar los efectos del dolor: analgésicos, antidepresivos y medicamentos anticonvulsivos

(Fuente: Mayo Clinic).

MIGRAÑAS

Aunque de forma coloquial la asociamos con los dolores de cabeza, la migraña es una patología mucho más compleja. La teoría más arraigada sobre el origen de esta patología es que es causada por los cambios vasculares en el cerebro. Sea como fuere, afecta especialmente a las mujeres. Dentro de los muchos tipos de migrañas que se conocen, la migraña menstrual provocada por la bajada brusca de los niveles de estrógenos es una de las más comunes en las mujeres. Quizá de ahí, topicazos poco sensibles como el de que a las mujeres nos duele siempre la cabeza.

¿Cuáles son los síntomas de la migraña?

Se suele tratar de un dolor de carácter muy intenso en la cabeza que puede ir acompañado de nauseas, vómitos y alta sensibilidad a la luz y el ruido. En ocasiones, se puede presentar en las horas previas luces destellantes, conocidas como “aura”.

¿Cuáles son los tratamientos?
No existe un tratamiento curativo, pero es una enfermedad manejable. Tu médico te indicará la forma más adecuada para poder controlar la enfermedad y mejorar tu calidad de vida.

(Fuente: AEMICE Asociación Española de Migraña y Cefalea)

DEPRESIÓN

A veces confundimos estar triste con estar deprimida. Son dos cosas muy distintas. Todos nos sentimos tristes de vez en cuando, pero estos sentimientos generalmente desaparecen después de unos días. Cuando una persona padece de depresión, tiene problemas en su vida cotidiana durante semanas. La depresión es una enfermedad grave que necesita tratamiento. Intentar minimizarla con frases como “Lo que necesitas es salir más” o “Vete de compras y ya verás como se te pasa” no sólo no ayuda sino que denota una falta de sensibilidad enorme hacia quien padece esta enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

  • Sentimientos de tristeza o «vacío».
  • Sentimientos de desesperanza, irritabilidad, ansiedad o culpa.
  • Pérdida de interés en las actividades favoritas.
  • Sentirse muy cansado.
  • Dificultad para concentrarse o recordar detalles.
  • No poder dormir o dormir mucho.
  • Comer demasiado o no querer comer nada.
  • Pensamientos suicidas, intentos de suicidio.
  • Dolores o malestares, dolores de cabeza, retortijones en el estómago (cólicos) o problemas digestivos.

¿Cuáles son los tratamientos?

Casi todos los tratamientos relacionados con la depresión van en dos líneas: la farmacológica (tratamiento con antidepresivos) y la psicoterapeútica (es decir, ponerte en manos de un especialista y aprender nuevas formas de pensar, de relacionarte y de solucionar situaciones difíciles.

(Fuente: Mental Health Information)