4 alimentos de moda raros para cuidar de tu salud

En los últimos años se han multiplicado las corrientes nutricionistas que apuestan por nuevos tipos de alimentación y han introducido nuevos productos en nuestra dieta, tradicionalmente mediterránea.

En toda esta corriente tienen mucho que ver los movimientos en contra de los transgénicos, el veganismo, los grupos animalistas o la multiculturalidad. Incluso la religión.

Sea como fuere, lo cierto es que se está normalizando el consumo de algunos alimentos que, hasta hace pocos años, eran poco consumidos y muy difíciles de encontrar en los supermercados.

Hemos hecho una lista con los 4 alimentos de moda, y te damos toda la información sobre qué hay de verdad y qué de mito en sus cualidades con la ayuda del programa BeOk de la química de la nutrición Ángela Quintas. ¿Cuáles más incluirías tú? Déjanos tus alimentos imprescindibles en los comentarios del post.

  • Yogures con Verduras. Dice la publicidad de estos yogures que tomarlos sustituye la ingesta de una zanahoria o una ración de espinacas.  Sus llamativos colores y su composición con trocitos de verduras, son un reclamo interesante para la vista y para el paladar. Sin embargo, el porcentaje de fruta que tienen es muy bajo (un 10-15%) y el azúcar que tienen supera al de los yogures normales, sin especificar qué azúcar es natural y cuál es añadido.

  • Insectos. ¿Quién nos iba a decir a nosotros que podríamos comprar en el supermercado grillos fritos o crema de gusanos? Aunque a priori, y por cultura, este tipo de alimentos nos puedan provocar rechazo, lo cierto es que quienes los prueban dicen que están buenos y suelen repetir. Los insectos son una buena opción para las dietas que necesitan mucha proteína, y además aportan fibras y minerales. ¿Te atreves con el grillo Mole de Tailandia?

  • Pan de masa madre.  Cada vez es más difícil encontrar pan de calidad. Casi todos los supermercados y pequeños comercios venden pan pre-cocido y las tahonas se han convertido en templos para los que disfrutamos con un buen pellizco de miga. Pero también dentro de este mundo del pan de masa madre, hay que ser cauteloso. No es lo mismo un pan 100% de harina integral, que un pan de harina 100% integral. Con la masa madre ocurre lo mismo, no hay estipulado un tipo de levadura o un tiempo de fermentación mínimo para ponerle la etiqueta “Masa madre” al pan. Infórmate bien a la hora de comprar tus panes, porque no todos son iguales… ¡¡¡Aunque ponga lo mismo en la etiqueta!!!

  • Plancton marino. La culpa de todo este lío la tiene, sin duda, Ángel León, conocido como el Chef del Mar y propietario del restaurante con tres estrellas Michelín Aponiente, en el Puerto de Santa María (Cádiz). Suya fue la idea de clarificar los caldos con algas marinas y, posteriormente, desarrollar el plancton como ingrediente para el consumo humano.  Se trata de una microalga que, quienes la han probado (a más de 3.000 €/kilo no todos pueden permitírselo), dicen que es como comerse el mar. Más de mil restaurantes en España cocinan ya con plancton. Además, tiene otro punto a su favor: pueden degustarlo los alérgicos al marisco.
    Entre sus cualidades nutritivas cuenta con minerales esenciales (hierro, calcio, fósforo, yodo, magnesio, potasio…) y ácidos grasos Omega 3 y 6, además de Vitaminas C, E y B12. ¡Una joya!