20 divertidas viñetas sobre tu regla

Unas mujeres lo llevan muy bien y otras no tanto. Así es la menstruación. Un don o un castigo de la naturaleza según a quién le preguntes. Pero ya que tenemos que convivir con ella, ¿Hay algo mejor que reírnos de nosotras mismas?

Hemos recopilado las 20 viñetas más divertidas sobre situaciones “incómodas” que a veces nos toca vivir cuando estamos con la regla. ¿Con cuántas te sientes identificada?

¿Boda de blanco? ¡¡¡Nada más incómodo que tener que preocuparte el día más especial de tu vida por tu menstruación!!! Ay, madre… ¡¡¡y la noche de bodas!!!

 

 

 

 

 

 

Llega el buen tiempo, vamos a lucir nuestro blanco nuclear después de todos estos meses de frío y lluvia y sacamos nuestro vestido favorito… O no…

 

 

 

 

 

 

¿Tú también ves las estrellas si la depilación te coincide con la regla? ¡Malditas hormonas!

 

 

 

 

 

 

 

No vamos a profundizar en viejos tabús sobre la regla y el baño, pero la verdad, qué pereza tan infinita darte un baño de espuma con la regla campando a sus anchas…

 

 

 

 

 

 

Digno de un monólogo en el club de la comedia… ¿Cómo cambiarse el tampón en un mugriento baño de discoteca en el que, además de tener que sujetar la puerta con la mano, te toca cargar con el bolso, el abrigo y la copa?

 

 

 

 

 

No sabemos si es peor irse de vacaciones pensando en la incomodidad que a algunas mujeres nos supone la regla, o en organizar la bolsa de aseo para que, además de todo lo que llevas habitualmente, te entren la caja de tampones, los salva slips, las compresas… ¿Tendrás que dejarte tu perfume favorito para que encaje todo?

 

 

 

 

Sí, tengo la regla y me pongo de mal humor. ¿Y qué?

 

 

 

 

 

 

 

¿Has tenido alguna vez un “chof” mientras ibas de viaje por carretera, sin ninguna estación de servicio cercana donde parar a cambiarte antes de liarla parda con la ropa y el asiento del coche?

 

 

 

 

 

 

Que sí, que lo sabemos, que no pasa nada por  mantener relaciones sexuales cuando una está con la menstruación. Pero, ¿A cuántas os apetece?

 

 

 

 

 

 

Llevas meses con tu cita para el ginecólogo y no falla, oye… El día de antes te baja la regla. ¿Cambias la cita o vas con la regla?

 

 

 

 

 

 

Los planes especiales… Es la Ley de Murphy… No hay una sola vez que no tengas un evento divertido en el que la regla no haga acto de presencia. Si tienes sangrados abundantes, dolores abdominales o cambios bruscos de humor… ¡Planazo!

 

 

 

 

 

No hay quien se concentre con estos dolores…

 

 

 

 

 

 

 

Todo el año esperando las rebajas para darte unos cuantos caprichitos y cuando llegas al probador, ¿qué le ha pasado a tu vientre? Parece que te has tragado un globo, pero no, es tu regla…

 

 

 

 

 

 

No sobrestimes el lado oscuro de la fuerza

 

 

 

 

 

 

 

Y todo el día a vueltas con el calendario ¿Eres de las que nunca se acuerda cuándo le toca hasta que encuentras el manchurrón en tu ropa íntima?

 

 

 

 

 

 

Temporada de verano, llegan los festivales y los conciertos y tú pensando no solo qué ponerte sino cómo cambiarte en esos baños químicos tan higiénicos…

 

 

 

 

 

 

No eres la única. Muchas mujeres no tienen fuerza ni para pestañear en los días de regla.

 

 

 

 

 

 

 

A darlo todo en el gimnasio con la regla… No, no es el mejor plan, pero si las deportistas de élite pueden con ello ¿no vas a poder tú?

 

 

 

 

 

 

Vas a trabajar con la regla cada mes, no hay otra… Sí, de mala leche, preocupada por si alguna larga reunión te hace pasar apuros con tu ropa y, además, con la barra de energía en mínimos.

 

 

 

 

 

 

¿Hay peor momento para tener la regla que en tu primera cita con esa persona que tanto te gusta? ¿En serio?